El Ideal Gallego A Coruña  Viernes, 14 de Febrero de 2003

  Científicos en inteligencia artificial colaboran con el Juan Canalejo

La Universidad diseña un prototipo para diagnosticar la apnea del sueño

R.G.A./I.M. • A Coruña

Amparo Alonso dirige el proyecto informático de prevención de riesgo de incendios

Es fácil recordar la derrota de Gari Kaspárov por una máquina llamada Deep Blue, aunque recientemente consiguió resarcirse al empatar con otra. Sus rivales eran sistemas informáticos de inteligencia artificial. La Universidad cuenta con un laboratorio que desarrolla proyectos en este campo, el Lidia (laboratorio de investigación y desarrollo de inteligencia artificial). Sus trabajos están lejos de las películas de Spielberg y muy cerca de las necesidades sociales. Entre ellos, se encuentra un prototipo para el diagnóstico de apneas del sueño, con el que colabora el Juan Canalejo, y un sistema de prevención de riesgo de incendios ideado para toda Galicia.



El desarrollo de la inteligencia artificial es una de las apuestas fuertes de la Universidad. En el laboratorio de investigación y desarrollo de inteligencia artificial (Lidia) de la Facultad de Informática se gestan avances tecnológicos de gran envergadura. Uno de ellos, es un sistema que sirve para diagnosticar apneas del sueño. El proyecto se está desarrollando con la colaboración del complejo hospitalario Juan Canalejo, en concreto con la ayuda de dos médicos, Héctor Verea y Maite Martín. Todavía es un prototipo, pero se han conseguido muy buenos resultados.

El investigador que dirige este programa es Vicente Moret, con una larga experiencia como científico en Estados Unidos. Moret asegura que este tipo de avances nunca podrán sustituir la capacidad humana. “Sirven para rentabilizar el tiempo del experto, no le suplantan”, señala.

En este terreno, el Lidia está desarrollando también sistemas creados en Estados Unidos, como un aparato que pronostica el estado fetal en pacientes de alto riesgo (NST expert) y otro que planifica la respiración en pacientes de cuidados intensivos, llamado Patricia, que recomienda al clínico las decisiones más adecuadas en función de las constantes vitales del enfermo.

Lejos de la medicina, la profesora Amparo Alonso se dedica al estudio de redes neuronales artificiales aplicadas al aprendizaje. En este momento, está trabajando con un programa informático capaz de detectar riesgos de incendio en función de variables meteorológicas. En él colaboran las tres universidades gallegas y la Xunta está estudiando adquirirlo. Ante este atractivo futuro, la gran pregunta es: ¿Podrán las máquinas alcanzar la inteligencia humana?





Portada | Opinión | A Coruña | Area Metropolitana |
Bergantiños | Deportes | Galicia | España | Mundo | Sociedad |
Comunicación | Economía | Sucesos | Foto del Día |
Titulares | Servicios | El tiempo | Agenda |
Cartelera | Correo |